Publicidad

¿Cómo tiene que ser una dieta anticolesterol?

Publicidad

Pescado-azul1

El colesterol es un lípido que forma parte de nuestro organismo, pero que puede dar problemas cuando se encuentra en una cantidad mayor a la deseable. Dicho de otro modo, todo el mundo tiene y necesidad el colesterol, pero éste debe estar presente en las dosis adecuadas. Una tasa de colesterol superior a lo normal puede favorecer la aparición de enfermedades graves como la arterioesclerosis, el infarto o la trombosis cerebral.

Al contrario de lo que muchas veces se cree, la tasa de colesterol en la sangre no depende sólo de la dieta. Hay unos procesos internos y una fabricación propia de colesterol que influirán de forma decisiva en la tasa de colesterol sanguíneo. De esta manera, es posible que una persona haga una dieta coreecto y, sin embargo, sus índices de colesterol sean elevados. Y al contrario, es habitual que muchas personas que comen alimentos muy ricos en colesterol tengan unos índices completamente normales de este lípido en su sangre. Sea como sea, todas las personas que tienen los índices de colesterol elevados, deben seguir una dieta restringida en colesterol.

Dieta anticolesterol

  • La dieta tiene que ser rica en fibra y, por tanto, con una dosis abundante de verduras, hortalizas, cereales y legumbres. En cambio, tiene que contener una dosis muy moderada de proteínas cárnicas, pues éstas siempre suelen ir asociadas a grasas saturadas y al colesterol. Es aconsejable sustituir la carne por el pescado y las legumbres, pero si se consume carne se debe quitar la grasa.
  • Es recomendable que la dieta incluya acite de oliva y aceite de semillas, pues ambos aceites tienen efectos beneficiosos ante este problema.
  • Además, la dieta anticolesterol tiene que contener una buena dosis de pescado azul, pues se sabe que las grasas contenidas en este tipo de pescado son beneficiosas para regular los niveles de colesterol.
  • Debe tener altas dosis de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, pero muy bajas de grasas saturadas (carne grada, leche, mantequilla, queso). La dieta debe contener la energía necesaria para que la persona afectada tenga un peso adecuado, teniendo en cuenta la edad, el sexo y la actividad física. Es importante que la obesidad no se añada al problema de la hipercolesterolemia, pues los kilos de más son otro factor de riesgo para padecer una enfermedad cardiovascular.
  • Como bebidas, tomar café o té sin azúcar, leche desnatada, zumos de frutas o verdura y agua; Evitar la leche entera y las bebidas excitantes.
Publicidad

Tal vez te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.