Publicidad

Aditivos alimentarios ¿son buenos o malos?

Publicidad

Comida

Gran parte de los alimentos que ingerimos contienen aditivos añadidos antes de que lleguen a nosotros. Algunos condenan su uso, a veces con razón, otros lo defienden y argumentan sus razones; lo cierto es que convivimos con ellos todos los días en la mesa. Hoy te queremos ayudar con este post a que aprendas a seleccionarlos en función de lo más importante: tu salud y la de tu familia.

Aditivos alimentarios necesarios

Muchos alimentos se deterioran rápidamente y en un mundo con escases de alimentos es importante contar con aditivos que permitan su conservación; hablamos de los aditivos conservantes. Además gracias a ellos consumimos alimentos fuera de su tiempo estacional de producción y conocemos alimentos que se producen en otras partes del mundo. Algunos de los conservantes más comunes son: la sal, los antioxidantes y el azúcar.

Aditivos alimentarios innecesarios

Pero existen un gran número de aditivos que debemos evitar puesto que no enriquecen la situación del alimento ni nos proporciona beneficio para la salud. En este caso hablamos de colorantes. Por ejemplo en los productos cárnicos procesados se les coloca agua para abultar la carne y se le añade un tinte rojo para simular su jugosidad, como la salchicha por ejemplo. Otras veces agregamos aditivos a comidas sanas para efecto de sabor como azúcar en jugos naturales; esto es un desperdicio de la fruta. Y hay quienes añaden salsas con exceso de grasa o sal a las ensaladas lo cual igualmente afecta la salud.

Aditivos alimentarios encubiertos

A parte de los aditivos que contienen los alimentos procesados (y que deben encontrarse en la etiqueta) muchos alimentos pueden contener residuos de los procesos de cultivo o de elaboración que no se registran por ningún lado. Este es el caso de los insecticidas, herbicidas, fungicidas colocados en las cosechas y que se mantienen en las frutas, verduras, cereales o granos aún en tu mesa. Antibióticos y hormonas de crecimiento colocados en los animales que consumimos como el pollo, pavos, etc. Alimento dado a los animales con colorantes, por ejemplo a las gallinas, para que mejore el color del huevo.

Aditivos alimentarios saludables

En este grupo están los alimentos fortificados con hierro o vitaminas que generalmente pierden sus propiedades nutritivas durante el procesado. Pero también están hierbas sin procesar del campo como el orégano, perejil, entre muchas otras.

Así que prefiere siempre los aditivos saludables, actívate en tu comunidad para estar pendiente de los encubiertos, evita los innecesarios y restringe los necesarios.

Imagen: Steven Depolo | Flickr

Publicidad

Tal vez te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.