Publicidad

Cómo saber si tengo un trastorno alimenticio

Publicidad

 Comida Copiosa

Toda persona tiene su peso ideal, el que corresponde por su sexo, edad altura y configuración general del cuerpo, que posiblemente le permita llevar una vida sana y más larga. Un trastorno alimenticio no solo impide mantener un peso ideal, sino que puede amenazar gravemente su salud y equilibrio emocional.

¿Cuánto hay que comer?

La cantidad de comida que debemos consumir varía en función de algunos factores. Un factor es la actividad física que realizamos, una persona muy activa, deportista o alguien que realice trabajos que requiera de mucha fuerza como los albañiles y obreros necesitan el doble de energía que una persona con poca actividad física como un oficinista. Otro factor está relacionado con la edad, un niño en crecimiento requiere en relación a su peso el doble de energía que un adulto porque crece rápidamente y necesita más vitaminas y minerales.

Trastorno alimenticio: sobrepeso y obesidad

Un trastorno alimenticio puede llevar al sobrepeso, esto es cuando comemos más de lo que necesitamos, el exceso de comida se acumula en nuestro organismo en forma de grasas. Se considera obesa una persona que contenga un índice de masa corporal (IMC) superior a 30 y con sobrepeso si es de 25. La obesidad viene de familia, pero no precisamente hereditaria sino más bien por la trasmisión de hábitos alimenticios inadecuados. Otra razón del sobrepeso puede ser por algún problema médico relacionado normalmente con la glándula tiroides o con las suprarrenales. Aunque el factor genético también tiene que ver con la asimilación de las comidas.

Trastorno alimenticio: anorexia y bulimia

La anorexia es una enfermedad que produce obsesión por adelgazar, sus causas son más complejas que sólo el deseo de perder peso. Suele afectar a jóvenes entre 11 y 30 años y es más común en las mujeres que en los hombres. Algunos especialistas relacionan sus causas con el temor de afrontar responsabilidades de adultos y con miedo a la sexualidad. Otras veces está relacionada con la autoconfianza y una idea distorsionada de la relación entre delgadez y belleza. Mientras que la bulimia consiste en ingerir gran cantidad de comida en un corto período de tiempo y seguidamente la provocación del vómito. Sus causas son emocionales muy parecidas a la de la anorexia.

Los trastornos alimenticios, por lo general tienen una causa mucho mayor que el solo hecho de comer mucho o poco. Esto tiene que ver con problemas emocionales que tienen que ser atacados antes, durante y posterior a cualquier régimen alimenticio o programa de ejercicios que se desee realizar.

Si has vivido de cerca algún trastorno alimenticio te invito a compartirlo, seguro ayudarás a muchas otras personas que a diferencia de ti no se atreven…

Publicidad

Tal vez te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.